Sigue las entradas del blog a través de tu correo

Páginas vistas en el último mes

21 de febrero de 2013

ABRAZOS GRATIS,el día despues


Amigos, aquí os dejamos la noticia que recogieron varios periódicos de la ciudad sobre la actividad que hicimos en la calle el día de San Valentín con el lema "Enamorados de la Vida", "ABRAZOS GRATIS".

 Fue una actividad verdaderamente emocionante para todos y una vez salvado el primer momento de "salida al ruedo" fue conmovedor ver todo tipo de reacciones. 

!!! UN ABRAZO ¡¡¡





DIARIO CORDOBA

ARACELI R. ARJONA 15/02/2013
En estos tiempos en los que nadie da nada gratis, no hay cosa más emocionante que cruzarte por la calle con un grupo de desconocidos que te regala ¿flores? No, flores no, abrazos, que es mucho mejor. Si además esto ocurre el día de San Valentín... Ni que decir tiene que la emoción está servida.
Pues bien, eso fue exactamente lo que ocurrió ayer en distintos puntos de Córdoba entre las cinco y las siete de la tarde. Voluntarios del Teléfono de la Esperanza se afanaron en combatir los efectos del mundo cruel, lleno de desánimo y de tonos grises, con cariño. Entre los viandantes, sorprendidos por los carteles de "Abrazos gratis" que le salían al paso, hubo reacciones para todos los gustos. Desde los agradecidos que rehuían el contacto físico educadamente a las mimosas que apretaban fuerte sin dudar. Lourdes, Rocío y Vanesa acudieron a la llamada con intención de abrazar. "Las tres estamos solteras y en un día como hoy, buscábamos un mimito", aseguraron sinceras minutos después de que Soledad y Teresa, dos estudiantes, reivindicaran al Teléfono de la Esperanza más actividades como ésta. "La gente está muy necesitada de cariño", sentenciaron al unísono.
Según Carmen Gallego, presidenta del teléfono en Córdoba, el objetivo de la actividad, además de repartir esperanza en forma de abrazos, era visibilizar a la entidad en Córdoba. "Llevamos dos años trabajando, formándonos y ofreciendo talleres en los centros cívicos, pero todavía no tenemos una sede para instalar el teléfono", comentó. De ahí que las llamadas al 902500002 que se realizan desde Córdoba acaben siendo atendidas en Sevilla. "Solo nos falta el espacio, tenemos muchas ganas de empezar y contamos con voluntarios, psicólogos y trabajadores sociales esperando para trabajar", explicó Gallego. La coyuntura social y económica justifica más que nunca la existencia de un servicio como éste. "Miles de personas llaman a diario a este teléfono en España, el 80% de las veces por problemas psicológicos, psiquiátricos y familiares", señaló, "la gente no se imagina cuánta soledad hay en las casas y cuántas personas en situación desesperada".

Repartiendo ayuda a través de un abrazo

El Telefóno de la Esperanza realiza una campaña para dar a conocer su labor de asistencia a personas en situación de crisis
S. E. | ACTUALIZADO 15.02.2013 - 01:00
zoom
Una voluntaria, repartiendo abrazos gratis a los viandantes que paseaban ayer por el Puente Romano.
zoom
Dos participantes en la iniciativa compartiendo un abrazo.
Share
El abrazo se define como el acto de rodear y estrechar con los brazos a una persona en señal de afecto y amor. Una acción tan simple puede encerrar un significado mucho mayor para personas que sufren carencias afectivas o que sienten la necesidad de demostrar su amor al mundo. 

El Teléfono de la Esperanza organizó ayer una campaña de abrazos gratis bajo el lema Enamórate de la Vida. Esta iniciativa, popular en otros países y ciudades, se hizo por primera vez en la ciudad ante el asombro y la perplejidad de los viandantes que paseaban en las inmediaciones de alguno de los stands informativos instalados en la plaza de San Nicolás, la Puerta del Puente y la plaza de las Tendillas. Los voluntarios del Teléfono de la Esperanza, cartel en mano, se dedicaron a repartir abrazos y consiguieron informar sobre la labor de la ONG a numerosos ciudadanos. Asunción, una de las personas que se acercó buscando un gesto de cariño, comentó que está dispuesta a trabajar con la asociación "porque la idea me ha encantado", y más después de haber perdido a su pareja hace dos años y vivir la soledad como parte importante de su vida. Tres jóvenes estudiantes de Italia y Alemania se sorprendieron de la situación y se lanzaron a los brazos de los voluntarios, una iniciativa que no les era extraña pero que consideran que es necesaria "porque vivimos en una época muy material y una de las carencias de las personas es sentir el afecto y dar abrazos". Isabel Ruiz, una de las voluntarias, explicó que su labor en el Teléfono de la Esperanza le ha cambiado la vida. Ruiz imparte talleres de inteligencia emocional en el centro cívico de Lepanto, una serie de sesiones en las que ayudan a personas que lo necesitan "proporcionando herramientas para afrontar de forma correcta las dificultades de la vida". La presidenta en Córdoba del Teléfono de la Esperanza, Carmen Gallego, apuntó que el objetivo de la instalación de mesas informativas es darse a conocer a la ciudad, promocionar la salud emocional, "que la gente entienda cómo gestionar los problemas, conocer las habilidades emocionales y enseñar a la gente a afrontar situaciones complicadas". Gallego manifestó que desde la ONG están luchando por tener sede física en la ciudad para poder prestar el servicio de orientación telefónica a las personas en situación de crisis individual, familiar o psicosocial. El servicio que ofrecen es profesional, gratuito y confidencial, contando con la ayuda de orientadores, psicólogos y trabajadores sociales. Estas características, comenta Gallego, "son esenciales para que la gente desesperada por algún avatar encuentre motivos para no perder la esperanza". En cuanto a la fecha escogida, los voluntarios comentaron que el día de San Valentín era un momento propicio para realizar esta iniciativa repartiendo abrazos como símbolo de esperanza. En la ciudad, realizan talleres de autoestima, inteligencia emocional y herramientas para afrontar problemas de la vida en centros cívicos y asociaciones para atender a las personas que lo solicitan, de perfil y edad muy variados aunque por prejuicios, son más las mujeres que los hombres los que se apuntan a los cursos. 

Los abrazos aumentan los niveles sanguíneos de oxitocina, la "hormona del amor", y disminuyen el ritmo cardíaco. Sobran motivos para repartir cariño, y además de sano, es gratis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario